Área de influencia río Tonosí

La gestión del agua y los asentamientos humanos (Parte 1)

Área de influencia río Tonosí

La administración del recurso hídrico mediante procesos de gestión integrada ocupa cada día más el espacio de nuestras preocupaciones, sobre todo luego de la aparición de nuevos fenómenos ambientales, como es el cambio climático, que inciden sobre su disponibilidad y balance afectando aspectos medulares de la producción alimentaria, la salud humana y los ecosistemas naturales.

En nuestros países de Centroamérica, esta gestión se hace más necesaria no sólo por las características naturales físico‒geográficas del territorio y climático‒estacionales, con tendencias a extender hoy los periodos de sequía y variar aceleradamente el coeficiente de irregularidad de los caudales, sino por las características propias de la intervención antropogénica sobre los ecosistemas naturales, dejando severas huellas de degradación en suelos, bosques y aguas, que advierten una historia ambiental plagada de intensivas quiebras en los equilibrios dinámicos del sistema ambiental.

En estas circunstancias, el déficit de controles naturales del recurso, especialmente en lo que toca a su disponibilidad en cantidad y calidad para afrontar los diversos usos, obliga cada vez más a la implantación de controles artificiales, todo lo cual pone sobre la mesa problemas de gestión de riesgos e impactos, de suma complejidad, que pulsan intrincadas relaciones sistémicas naturales, sociales, culturales y políticas. Si la explotación racional multipropósito del agua, actividad que le dispensa un valor agregado al recurso, resuelve la eficiencia de su uso, es sólo el reordenamiento estructural adecuado del sistema natural y social de la cuenca de suministro, lo que puede garantizar el éxito de la empresa propuesta; y esto porque desde el momento en que se pasa de un dominante (para tomar un caso) pecuario o agrícola a uno “hidrícola”, nace objetivamente un nuevo cuadro estructural en el cuerpo ambiental, que nos toca apoyarlo en su articulación, para verlo florecer, antes que verlo sucumbir de “neoplasias”.

En este marco, uno de los conflictos más sentidos es el de las expropiaciones de tierras, debidas al cambio obligatorio de una fracción del medio edáfico en medio acuático (los embalses), con una resultante por lo general negativa en el costo-beneficio ambiental, entre quien realiza la huella ecológica del producto, o renta de este, y quien paga el costo por los desajustes del entorno ambiental que lo sostiene.

CONTINUA…

Anuncios

Publicado por

GWP Centroamérica

Global Water Partnership (GWP) es una red internacional de organizaciones involucradas en la gestión del agua. Nuestra visión es la de un mundo con seguridad hídrica y nuestra misión es fomentar la gobernanza y la gestión de los recursos hídricos para lograr un desarrollo sostenible y equitativo. GWP Centroamérica está conformada por las Asociaciones Nacionales de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. El contenido de los artículos de este blog no refleja necesariamente la posición de GWP. Se permite la reproducción total o parcial de las notas citando su respectiva fuente.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s